Todo padre esta buscando constantemente mejorar la relación con sus hijos adolescentes, debido al ajetreo de la vida moderna, ya que a menudo no se realiza o expresa las mejores intenciones.

Existen algunas medidas o cambios que pueden mejorar la relación con tu hijo adolescente, si eres un cerrajero que trabaja las 24 horas del día, no compartes mucho con tus hijos, esto debe cambiar.

Actividades diarias

Conectar con tu hijo adolescente: Los ideal es averiguar algo sobre tu hijo o compartir algo de ti con el mismo, puede ser lo mejor de tu día, evita preguntarle a tu hijo ¿Cómo te fue hoy?, ya que obtendrás una respuesta cortante o un bien como respuesta.

Dile que lo amas: Esto no requiere de un discurso, solo un simple te amo o te quiero mucho todas las noches cuando llegas a casa o si tu hijo sale a divertirse.

Las palabras por si solas no llevan a que alguien se sienta amado, pero pronunciarlas reforzará el mensaje implícito en las acciones.

Entérate a dónde va tu hijo: El hacer un esfuerzo de saber donde se encuentra tu hijo adolescente cuenta que te preocupas por el, esto es una buena forma de demostrar responsabilidad.

Establece reglas y limites básicos para las salidas de tu hijo, no lo molestes de forma constante y menos sino hay motivos para ello.

Actividades semanales

Comer juntos: Reunirse un día en familia para comer todo en casa, sin televisión, celulares o computadoras, solo deben comer, hablar y convivir cara a cara.

Dedica tiempo para convivir individualmente: Es necesario buscar un momento en que tu hijo y tu puedan hacer algo juntos durante por lo menos media hora, no es necesario que sea un momento significativo, sino que puedan estar juntos y ver que ocurre.

Pídele a tu hijo su opinión: No solo es escuchar la opinión de tu hijo en conversaciones que se den de forma espontánea, consulta con el lo que la familia puede hacer los fines de semana o días festivos.

Esto solo funciona si respetas su opinión y tratas de apreciar su punto de vista, no trates de convencerlo de la tuya o de señalar la debilidad de su idea, no es correcto.

Anímalo: Menciona algo que aprecias de el, elógialo, cuando notas que se esfuerza, felicitado por sus logros y agradece por sus contribuciones, los adolescentes adquieren confianza y se sienten valorados cuando sus padres se expresan positivamente de ellos.

Muestra interés por sus intereses: Pueden ver un programa favorito de televisión de tu hijo, obsérvalo cuando juega un videojuego, pregúntale sobre una aplicación en su teléfono, muestra interés por lo que le gusta y sino averigua lo que le atrae.

Pregunta de vez en cuando, ¿Todo está bien?: Es una pregunta sencilla, pero puedes realizar una vez a la semana, no lo interrogues con preguntas insistentes, el objetivo no consiste en preguntar cuando surja un problema, el objetivo es que tu hijo se convenza que te importa como le va y su bienestar.

Para finalizar, siempre tratado con respeto, pedir disculpa cuando sea necesario, escúchalo, pregúntale y responde, son hábitos que se toman en cuenta para tener una buena relación padre e hijo.

Por

error: Content is protected !!