Cómo explicar a un niño qué es la paz

La paz, esa pequeña palabra que tiene tanto significado, un concepto tan grande, que al mismo tiempo se hace tan difícil de explicar, en especial a los niños, quienes dentro de su inocencia puede tener una gran cantidad de dudas.

Pero muchas de estas dudas es porque los niños no pueden aceptar como dices que la paz es ausencia de violencia, pero cada vez existen más casos de acoso escolar.

Sin embargo, ellos son tan puros, que podrás dar a entender el valor que conocemos como la paz, a través de algunos sencillos juegos. Y si logras que ellos lo aprendan bien, estarás orientándolos en función de la creación de una generación valiosa.

Preparar la tarta de paz

Esta es una estrategia que a los niños le van a agradar mucho, y es muy sencilla de lograr. Necesitas tener a mano todos los ingredientes para preparar una tarta.

Debajo de cada ingrediente delicioso coloca un trozo de papel con un valor que ayudará a fomentar la paz, como respeto, amor, cooperación, entre otras.

Por otra parte están los ingredientes que solos no son muy agradables al sabor, como sal, ajo, pimienta, picante. A estos ingredientes coloca un papel con anti-valores, como ira, envidia, egoísmo.

Y manos a la obra, comienza a preparar la tarta con los ingredientes de buen sabor, y a medida que agregas los ingrediente habla acerca de los valores que están representando, así los niños asociarán los valores positivos con facilidad.

El mismo efecto con los ingredientes que no son tan deliciosos, y que no deben ser agregados a la tarta, porque van a dañar su exquisito sabor.

Captura los valores

Para preparar este divertido juego para los niños necesitas papel, lápiz, cámara y muchas ganas de divertirte.

Realiza una lista de valores positivos, y vas a comenzar a capturar momentos que representen estos valores, puedes iniciar la búsqueda en el salón, pero debes incluir también otros ambientes, para que los niños aprecien que los valores positivos están en todos lados.

Luego, es momento de analizar las fotografías y reflexionar junto con los niños, estas situaciones y lo que representan.

Teatro de conflictos

Esta experiencia podrás utilizarla para muchas situaciones que se experimentan en un día normal del salón de clases.

Lo primero será armar un sencillo escenario y redactar una lista de conflictos que se pueden solucionar al aplicar los valores que conllevan a la paz.

Algunos ejemplos pueden ser cuando dos niños quieren el mismo juguete, o algo como cuando el niño quiere ir al parque, pero los padres necesitan realizar unas compras en el súper.

Aquí tendrás la oportunidad de brindar a los niños las herramientas que pueden ser de gran utilidad para resolver este tipo de conflictos de la mejor manera. Por ejemplo cuando alguien llega a casa y descubre que ha sido víctima de robo.

Claro que es natural sentir emociones como la frustración, sin embargo, aunque es una emoción válida, no ayuda a una solución efectiva, la víctima debe calmarse y contratar a un cerrajero para reforzar la seguridad de su hogar.

La idea no es ocultar las emociones, ellos tienen que saber que es normal sentir emociones como la molestia, la ira, pero lo más importante es saber reflexionar acerca del a situación, y así encontrar una manera para poder solucionar el conflicto sin violencia.