¿Es posible la paz en Colombia?

Cuando uno como persona sufre un agravio, como el asesinato de un familia o amigo cercano, es muy difícil pues requiere muchísima madurez, pararse frente al culpable y perdonarlo de forma sincera. Ya cuando hablamos de todo un país, una sociedad que durante décadas ha soportado esta clase de calamidades, es casi imposible visualizar que tal hazaña sea posible.

En esta posición se encuentra Colombia actualmente, después de muchos años a merced de las FARC, una guerrilla que en su ambición de “liberar” el país utilizaron el narcotráfico y los secuestros para financiarse hasta convertirse en solo un grupo terrorista que mantenía azotado y estigmatizado a todo un país.

Hoy en día el país tiene finalmente una oportunidad de conseguir la paz mediante la desmovilización de este cuerpo, pero muchos ponen en duda que tal paz se pueda alcanzar en esta generación. Es difícil pedirle a un país entero que después de tantos abusos perdonen y en algunos casos incluso olviden las ofensas y permitan que los futuros ex guerrilleros se integren a la sociedad legal.

Sin embargo, si lo que se quiere es realmente la paz, hay pocas opciones puesto que la paz parte de que ambos bandos se acepten, dejen de hacerse daño y convivan en cierta tranquilidad, aquellos que se oponen a esta paz, porque de forma entendible no logran encontrar el perdón en sus corazones después de perder familiares y tenerse que desplazar a causa de este grupo, no dejan otra opción que continuar la guerra y el derramamiento de sangre hasta que uno de los bandos aniquile al otro… La paz no es un asunto sencillo ni fácil, pero es algo que los hijos mañana agradecerán.