¿Puede haber paz en Colombia?

cropped-friendship-66v.jpgLa paz es una cosa tan efímera que unos dedican toda su vida en perseguirla mientras que otros la miran con desdén y desconfianza pues no creen en su existencia en lo absoluto. Y mientras que quizás la paz idílica donde todos nos tomamos de las manos y bailamos en círculo en una planicie verde esmeralda mientras cantamos al unísono si sea algo imposible (y poco práctico) la verdad es que si vemos a la paz como la ausencia de conflictos graves que se resuelvan con sangre, ya nos encontramos con una meta mucho más posible.

Pero claro, posible no significa fácil y menos si hablamos de situaciones como la colombiana. En este país desde hace décadas una agrupación guerrillera tiene zonas del país sometidas, cometiendo delitos horribles que han marcado familias y ciudades enteras de formas que pocos podrían entender. En este caso cuando se plantea la paz como una posibilidad real para un país que ha sufrido los azotes de una guerra interna, hay muchos que se resisten, hay muchos que claman sangre.

Es fácil entenderlo, para una familia que ha perdido integrantes y ha debido desplazarse por la guerra y las zonas tomadas. Es difícil decirles a los afectados directos que dejen su sed de justicia o venganza por una especie de perdón general para conseguir la paz. Y es que si no se consigue la paz, la alternativa es más guerra y más sangre hasta que solo uno sobreviva y mientras habrá más familias separadas, más personas perdidas y solo ganará el sufrimiento.